[trx_image url=»2199″]

Martín Felipe Castagnet
(La Plata, 1986)

Ha publicado las novelas Los mantras modernos (2017) y Los cuerpos del verano (2012), ganadora del Premio a la Joven Literatura Latinoamericana y traducida al inglés y al francés. En el 2017 fue seleccionado por el Hay Festival como uno de los 39 mejores escritores latinoamericanos con menos de 40 años. Actualmente, es uno de los subeditores de Orsai —revista de periodismo narrativo— y trabaja como traductor y detective literario.

LIBROS PUBLICADOS CON NOSOTROS

Los cuerpos del verano (Pesopluma, 2018) dibuja con pasmosa naturalidad una realidad donde la muerte ha sido semierradicada. En este hipotético escenario de inmortalidad ficticia, las conciencias sobreviven «cargadas» en internet mientras esperan un nuevo cuerpo…

UN VIAJE AL UNIVERSO DE MARTÍN FELIPE CASTAGNET

[trx_columns count=»3″ fluid=»yes» margins=»»][trx_column_item]

● El primer libro que me marcó fue.

Tengo cicatrices de todos los libros que leí de chico, pero el primero que me hizo clic fue Fahrenheit 451. La luz sigue prendida desde entonces.

● Mi top 3 de libros este año.

The Cider House Rules de John Irving.
El hombre que amaba a los perros de Leonardo Padura.
Sueño de un hombre ridículo y otros cuentos de Dostoievski: solo había leído sus novelas e ignoraba lo tremendamente bueno que era como cuentista.

● El libro que no terminé nunca.

El que estoy escribiendo ahora. Veremos cuánto dura el nunca.

● El que cambió mi forma de entender la literatura.

La Ilíada. ¿A quién no?

[/trx_column_item][trx_column_item]

● El libro que más me decepcionó  –y el que más me sorprendió–.

Probablemente el que más me sorprendió fue The Brief Wondrous Life of Oscar Wao de Junot Díaz, tanto en forma como en contenido. Los libros que más nos decepcionan son las obras no-tan-mejores de nuestros autores favoritos, y por eso es mejor callar. Dicho eso, la obra de teatro de Harry Potter me parece una traición a la saga y no la considero canon.

● Tres escritoras y un escritor.

Ursula Le Guin, Angélica Gorodischer, Hisaye Yamamoto y Ursula Le Guin como varón durante los días de kemmer.

● El libro que me hubiera gustado escribir.

Me gustaría poder escribir un libro con la fuerza y la erudición conmovedora de Lincoln in the Bardo de George Saunders.

● Mi pasión culpable literaria.

Los títulos en imperativo. Me dan ganas de comérmelos todos, de hacerlos míos.

[/trx_column_item][trx_column_item]

● Mi mayor deuda literaria, ese que no leí y creo que debería.

Más de diez años después de haber leído Cien años de soledad, no entiendo cómo no leí ninguna de las otras novelas de García Márquez.

● Lo que estoy leyendo.

Luro de Luciana Sousa.

● La joya de mi biblioteca es.

La edición del New Yorker con «Raise High the Roof Beam, Carpenters» y los doce fasículos originales de Watchmen. Publicaciones periódicas, abrochadas, justo antes de transformarse en libros.

● Mi rutina para escribir consiste en.

Hablar todas las noches con mi abuela por teléfono. Mantener viva la curiosidad como si mi vida dependiera de ello. Estar lo suficientemente desesperado.

[/trx_column_item][/trx_columns]