Violeta Barrientos Silva (Lima, 1963)

Poeta, activista e investigadora en temas relacionados con la representación y los movimientos sociales en torno a la mujer, el género y la sexualidad. Se doctoró en la Universidad de París 8 con una tesis sobre la representación del cuerpo en la poesía peruana contemporánea. Entre su obra poética destacan El innombrable cuerpo del deseo (1992), El jardín de las delicias (1999), Cosas sin nombres (2007), entre otros títulos. Fue reconocida como Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana en 2020.

UN VIAJE AL UNIVERSO DE VIOLETA

El primer libro que me marcó fue:

Narraciones Extraordinarias de Edgar A. Poe. Tenía 7 años. Me maravilló, hasta hoy, el estilo.

Mi top 3 de libros este año 2021:

Coronavirus y Buen Gobierno de Edilberto Jiménez. El tren subterráneo de Colson Whitehead. Todo menos morir, de Alina Gadea.

El libro que no terminé nunca.

Son los que tengo en consulta permanente, por lo general, poesía: La obra de Hölderlin, Pessoa, Emily Dickinson. Libros de interpretación de realidad social que es de nunca acabar.

El que cambió mi forma de entender la literatura.

Ulises de Joyce.

● El libro que más me decepcionó  –y el que más me sorprendió–:

Muchos, por eso ni los recuerdo. Me sorprendió la poesía, en general, la primera vez que la leí. La potencia de su condensación.

● Tres escritoras y un escritor:

En literatura, Clarice Lispector, Emily Dickinson, Audre Lorde. William Faulkner.

● El libro que me hubiera gustado escribir:

No tengo envidia del pene.

● Mi pasión culpable literaria:

Mi perversión es escuchar a los personajes políticos que más detesto.

● Mi mayor deuda literaria, ese que no leí y creo que debería:

Los Miserables, de Víctor Hugo y sin embargo, me la contaron de niña, la he visto en películas y hasta shows.

● Lo que estoy leyendo:

Antología De Cuentos De Terror compilada por Rafael Llopis, para probar que la realidad peruana supera a la ficción.

● La joya de mi biblioteca es:

The Rattle Bag, antología de poesía editada por Seamus Heaney y Ted Hughes, también los libros autografiados por mis amigues y mi correspondencia con Montserrat Alvarez, en los años 90.

● Mi rutina para escribir consiste en:

Una rutina solo es posible con una “habitación propia” que es más difícil para las mujeres. Yo siempre he tenido demasiadas interrupciones así que ando con un cuaderno de apuntes a la mano, de esos que valen un sol, porque odio fetichizar la escritura. Recolecto en el día y si es literatura, escribo por la noche.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?