Miguel A. López
(Lima, 1983)

Escritor, investigador y curador de arte contemporáneo. Su trabajo se enfoca en los procesos colectivos, las prácticas experimentales, la memoria política y las rearticulaciones del arte y la cultura visual desde el género y la sexualidad. Actualmente es co-director y curador de TEOR/éTica, Costa Rica.

LIBROS PUBLICADOS CON NOSOTROS

Ficciones disidentes en la tierra de la misoginia (Pesopluma, 2019) reúne nueve ensayos críticos sobre episodios artísticos desarrollados entre los años sesenta y la actualidad. El autor recorre experiencias que pueden entenderse como una toma de posición en contra de la misógina y la homofobia normalizadas del Perú contemporáneo. Repartidos en tres ejes temáticos («Poéticas antipatriarcales», «Guerra, transfeminismos y disidencia sexual», y «Políticas de representación»), los artículos analizan la obra de Teresa Burga, Elena Tejada-Herrera, el Grupo Chaclacayo, Jaime Higa, Natalia Iguiñiz y Giuseppe Campuzano, entre muches otres, trazando una genealogía de resistencia estético-afectiva y proponiendo otros modelos de valorización cultural.

UN VIAJE AL UNIVERSO DE MIGUEL A. LÓPEZ

El primer libro que me marcó fue:

Los libros que a mis 7 años metía debajo de mi almohada para leer antes de dormir, ¡que fueron muchos!

Mi top 3 de libros este año:

No publicados este año pero que he leído o continuado leyendo intensamente este 2019: AMAzone Palabrarmas (2018) de Cecilia Vicuña; Persona (2017) de José Carlos Agüero; Fray: Art and Textile Politics (2017) de Julia Bryan-Wilson.

El libro que no terminé nunca:

Demasiados…, pero el que viene a mi mente es la tarea escolar de leer La Commedia de Dante, nunca pude, en ese momento me hacían más feliz los textos breves.

El que cambió mi forma de entender la literatura:

Fue importante a nivel emocional lo que leí en mi niñez, desde Vallejo a José Mauro de Vasconcelos. Pero lo que cambió mi manera de entender la literatura fueron en realidad una serie de experimentos artísticos que trasladaron la escritura del papel hacia el cuerpo y el espacio.

● El libro que más me decepcionó –y el que más me sorprendió–.

Prefiero hablar autores y lineas de pensamiento en los que la escritura se corresponde con un práctica ética de acción y compromiso. Me impactaron los  textos de Judith Butler, Suely Rolnik, Giuseppe Campuzano, Nelly Richard, Silvia Federici, Craig Owens, Donna Haraway, Rita Segato, Precarias a la deriva, Douglas Crimp, Gladys Tzul Tzul, entre muchas otras.

● Tres escritoras y un escritor:

Cecilia Vicuña, Fernanda Laguna, Lucy Lippard y Paul Preciado.

● El libro que me hubiera gustado escribir.

Cuando leo algo que me encanta nunca pienso que me hubiera gustado escribirlo. Siento es que me hubiera fascinado haber sido parte de esos momentos de intensificación sensible, de esas apasionadas conversaciones e intercambios que le permitieron al autor disparar una imaginación política y afectiva transformada en libro. Todo libro es la cristalización de sensaciones, pensamientos y deseos colectivos.

● Mi pasión culpable literaria:

Los posts de Instagram.

● Mi mayor deuda, ese que no leí y creo que debería.

Todos los libros de ficción de Ursula K. Le Guin que Gala ha traído a casa y que aún no he podido leer.

● Lo que estoy leyendo.

Acabo de empezar Patriarcado y acumulación a escala mundial (1986) de la socióloga alemana María Mies, gracias a la recomendación de mi amiga Eliana.

● La joya de mi biblioteca es:

Todos los libros de mis amigos. Y especialmente los ejemplares del fanzine «Electric Youth» que editaban dos amigues, Luis y Eliana, casi 15 años atrás, en un gesto afirmativo de generar contenidos propios y pensar lo que estábamos viviendo y sintiendo como grupo y generación.

● Mi rutina para escribir consiste en:

Soy muy disciplinado para escribir y separo mi tiempo con antelación. Para mí es fundamental irme a dormir sabiendo que todo el día siguiente va a estar completamente entregado a la escritura.